Saltar al contenido
Ollas Online

Olla de Cocción Lenta

olla de coccion lenta

Las ollas de cocción lenta, o slow cooker, nos permiten preparar deliciosos platillos, que requieren temperaturas bajas controladas y mucho tiempo, para completarse. Con resultados inigualables en sabor, olor y textura, estos aparatos retoman, cada día, su sitial merecido en las cocinas.

¿Que es una olla de cocción lenta?

En sus orígenes, su creador buscó replicar las condiciones de cocción lenta que requería para preparar una receta familiar. De esta forma, consiguió un electrodoméstico de funcionamiento eléctrico, que cocina a bajas temperatura, durante largos periodos de tiempo. El resultado es único, manteniendo características únicas de textura, sabor y olor, que no consigues con otras formas de cocinar.

Cómo funciona una slow cooker

Su diseño y funcionamiento es simple, consta de una base metálica alimentada con energía eléctrica, y una cacerola de cerámica con tapa. La base tiene unas resistencias, que al encenderse, calientan la olla de cerámica. La temperatura sube de forma progresiva, llegando a alcanzar entre los 90 y 100ºC.

olla de coccion lenta crock pot slow cooker

Para operar tu olla lenta, debes accionar el mando manual o su panel digital. Sus funciones son básicas, con dos opciones de temperatura, Alta y Baja, siendo la diferencia principal el tiempo que demorará en alcanzar la temperatura máxima. En palabras más sencillas, la temperatura Baja, tardará casi el doble del tiempo que a la Alta, en alcanzar los 100ºC.

Otras funciones de la Olla de Cocción Lenta

Adicional a la selección de temperatura, Alta o Baja, también puedes elegir los modos Mantener Caliente o Automático (AUTO). En el primer caso, esta opción te permite conservar tus alimentos a una optima temperatura de servicio. Sin embargo, vale mencionar que, si la dejas en funcionamiento por mucho tiempo, se continuarán cocinando los alimentos y se podría pasar su punto.

olla lenta

Por su lado, el modo AUTO es utilizado para cocinar alimentos que están muy fríos, incluso congelados. Durante su primera hora de funcionamiento, la slow cooker funcionará en temperatura Alta, para luego pasar a Baja, hasta terminar la cocción.

Una función adicional, pero disponible solo en modelos selectos, es el temporizador. El funcionamiento varia en función de la marca, pero su uso es el mismo, programar el tiempo de cocción y su posterior apagado.

Crock Pot, sinónimo de slow cooker

Su creador, Irving Naxon (1902-1989) se inspiró en una historia de su madre, en la que le contaba como cocinaban el cholent. Esta es una preparación de origen judío, en base a fréjol seco, tubérculos y raíces y carne, que tomaba un día en cocinarse. De esta manera, en 1936 presenta su primera patente de slow cooker, siendo en 1940 cuando, finalmente, se la otorgan.

La Naxon Beanery hace su primera aparición en el mercado en 1950, bajo el nombre de “Simmer Crock”. La compañía de Naxon es comprada por The Rival Company en 1970, quienes solicitan rediseñar el aparato para que pueda ser producido en masa y, que logre cocinar una cantidad suficiente para una familia promedio. De esta forma, en 1971 se lanza al mercado el nuevo modelo llamado Crock Pot.

Pionera en su campo, la Crock Pot fue la primera olla de cocción lenta en comercializarse. A pesar de ser una marca registrada, hoy es referente del sector, convirtiéndose en sinónimo de slow cooker.

Beneficios de la cocción Lenta

Lo hemos mencionado a lo largo de este artículo, y, los sabores, texturas y olores que conseguimos con una slow cooker es irrepetible. La cocción lenta permite que todos los jugos de los alimentos se conserven, impregnando de sabor y olor a toda la preparación. De igual manera, permite conservar los nutrientes de los alimentos.

Solo requieres de unos pocos minutos para poner todo lo necesario dentro de tu olla lenta, encenderla y seleccionar el tiempo de cocción. De esta manera, podrás aprovechar tu tiempo como más te convenga, sin preocuparte de la comida.

Es una opción económica y eficiente. A pesar de cocinar por largas horas, su consumo energético es menor que con otros métodos. Además, al someter carnes a una cocción lenta, a baja temperatura, consigues que quede muy tierna y suave. De esta manera, podrás utilizar esos cortes más baratos, como los contramuslos de pollo, y conseguir texturas suaves, llenas de sabor y aroma.

olla de coccion lenta ventajas

Su limpieza es realmente sencilla. Al estar compuesta por piezas, las únicas partes que deberás lavar son la olla extraible y su tapa. Para la base metálica, con pasar un paño húmedo será más que suficiente. La olla extraible de cerámica, cuenta con un acabado esmaltado, con propiedades antiadherentes. Si no deseas lavarla a mano, podrás hacerlo en tu lavavajillas.

Por último, la olla de cerámica puedes utilizarla de forma independiente, ya que esta es resistente al calor podrás usarla en el horno, sobre la estufa, incluso, para almacenar alimentos en la nevera.

Encuentra las mejores Ollas de Cocción Lenta y compra la tuya ahora

Con una media de precio de EUR 50, las ollas de cocción lenta están al alcance de cualquier bolsillo. No esperes más y compra la tuya entre nuestra selección de las mejores slow cookers del mercado.

Complementa tu slow cooker con estos temporizadores eléctricos: