Saltar al contenido
Ollas Online

Cómo Curar las Ollas de Aluminio

Que las cacerolas de aluminio sean las más económicas, no quiere decir que no podamos cuidarlas y darles el tratamiento que se merecen para extender su tiempo de vida útil. Curar una olla nueva de aluminio, es el paso más importante para esto. Aprende cómo hacerlo con estos simples métodos.

¿Cómo se cura una olla de aluminio?

Lo más importante, antes de curar cualquier tipo de olla es limpiarla muy bien. Usualmente, las ollas de aluminio nuevas tienen una capa de aceite o grasa, que la aplica el fabricante como protección. Nuestra prioridad será remover cualquier residuo de ese material. Para esto debemos:

como curar cacerolas de aluminio
  1. Retira cualquier adhesivo que este pegado en tu cacerola.
  2. Con abundante agua caliente, o tibia, y jabón neutro para vajillas realizaremos bastante espuma, procurando limpiar muy bien nuestra olla.
  3. Utiliza una esponja no abrasiva, para retirar cualquier exceso de aceites, repite el proceso hasta que no haya más rastros.
  4. Enjuaga muy bien tu cacerola y escúrrela.
  5. Secala bien con un paño o con toalla de papel.

Una vez limpia nuestra cacerola o sartén, es hora de elegir el método de curado que vayamos a aplicar. Elige el tuyo a continuación.

Curado con agua y vinagre, limón o flor de Jamaica

Es el método más simple y rápido, con productos que siempre están a disposición en casa, sin importar que sea olla, cazo, o sartén. Empezamos:

Curar ollas de aluminio con vinagre

1. Llena tu olla con agua

Tu olla de aluminio debe estar limpia, como indicamos al inicio de este artículo. Es momento de llenarla con agua, lo más lleno posible, sin que se riegue.

2. Agrega el vinagre, limón o flor de Jamaica

Como regla, debemos agregar una cucharada de vinagre blanco o zumo de limón, por cada litro de agua. En caso de utilizar flor de Jamaica, la relación es de un puñado por cada litro.

3. Hierve el contenido

Colocamos nuestro cazo de aluminio en la estufa, a fuego alto, y dejamos ahí hasta que empiece a hervir. Una vez alcanzado el punto de ebullición, la dejaremos hervir por hasta 10 minutos, luego, apagaremos el fuego.

4. Escurre el líquido y deja enfriar

Desecha todo el líquido y deja enfriar hasta alcanzar temperatura ambiente. No te preocupes si algo del agua ensució la parte externa, solo permite que se enfríe al tacto.

5. Seca tu cacerola de aluminio

Una vez que tu olla está fría al tacto, puedes secar con un paño o papel de cocina. Si lo deseas, también, puedes dejar secar al aire , sobre una escurridera.

Curado de cacerolas de aluminio con aceite – en horno

Para el proceso de curado en horno, solo podremos hacerlo en ollas y sartenes de aluminio con asas de metal. Las asas o partes plásticas pueden estropearse en el horno, por lo que, si deseas curarlas con aceite, deberás utilizar el método para estufa.

curar ollas de aluminio nuevas

1. Pre-calienta el horno

Enciende tu horno y pre-calienta entre 150°C a 260°C. Recuerda utilizar este método, únicamente para cacerolas y sartenes con asas y mangos metálicos.

2. Cubre la base de tu cacerola con aceite

Para este paso, necesitas aceite de cocina de cualquier tipo. Agrega la cantidad suficiente para cubrir la superficie de la base interna de tu olla. No necesitas frotar ni cubrir las paredes, con la base es suficiente.

3. Coloca tu olla de aluminio en el horno

En el horno ya caliente, colocaremos nuestra olla con aceite y la dejaremos calentar por el lapso de una hora. Terminado este tiempo, apagaremos el horno y dejaremos que la cacerola se enfríe.

4. Desecha el aceite quemado

Una vez frío, desecha cualquier exceso de aceite que haya quedado en tu cacerola, de forma segura.

5. Limpieza final de tu cazo de aluminio

Con la ayuda de un pedazo de papel de cocina o un paño seco y limpio, limpiaremos cualquier exceso de aceite. Procura limpiar de tal forma que, mientras lo haces, crees una capa fina por toda la parte interna. El resultado debe ser un aspecto limpio y brillante, sin sentir grasoso al tacto.

Curando tu olla de aluminio con aceite – en la estufa

como curar una olla de aluminio para que no se pegue

1. Cubrir la base con una capa de aceite

Similar al método anterior, necesitamos cubrir la base interior de nuestro cazo de aluminio con suficiente aceite. Puedes utilizar cualquier tipo de aceite de cocina para cubrir el fondo. Este método es apto, tanto para cacerolas con asas metálicas, como las de plástico.

2. Lleva la olla a fuego alto

Coloca tu olla o sartén en el quemador de tu estufa, enciende a fuego alto y déjala que se caliente, hasta que el aceite empiece a humear. Recuerda tomar las precauciones necesarias, abre las ventanas de la cocina o enciende la campana extractora.

3. Deja enfriar tu olla o sartén

Una vez el aceite empezó a humear, apagaremos la estufa, dejaremos que nuestra sartén o cacerola se enfríe y desecharemos cualquier exceso de aceite sobrante.

4. Lava y seca tu cacerola de aluminio

Con tu cacerola fría, es momento de proceder a lavarla bien, con abundante agua y jabón neutro de vajillas. Puedes utilizar una esponja para retirar cualquier exceso de aceite, pero evita que sea del tipo abrasivas. Luego, seca bien, con toallas de papel o un paño limpio.

Consejos para cuidar tus ollas de aluminio

Con un cuidado apropiado, conseguiremos alargar la vida de nuestro menaje de cocina de aluminio. No hay mejor recomendación de cuidado que la que te hace el fabricante, así que no olvides revisar las etiquetas que contienen estos tips.

  • Evita objetos abrasivos que puedan dañar la superficie de nuestra olla de aluminio, ya que esto previene los rayones que pueden ocasionar contaminación en nuestros alimentos.
  • Si tu batería de cocina es de aluminio anodizado, entonces no necesitarás realizar ningún proceso previo de curado.
  • Siempre, deja enfriar tus ollas y no las sometas a cambios bruscos de temperatura, así evitarás daños y deformaciones en la estructura de tu cacerola.
  • Utiliza tus ollas de aluminio únicamente para cocinar, no guardes, ni almacenes alimentos en ellas.
  • El aluminio es un material resistente a la oxidación, sin embargo, esto no evita que se formen esas molestas manchas blancas en su superficie. Si quieres evitar esto, lo mejor es secarlas tan pronto termines de lavarlas.

Los trastes de aluminio no son ajenos al paso del tiempo, ocasionando que se forme una capa oscura en su superficie. Si te preguntas ¿cómo limpiar una olla de aluminio que se puso negra? Antes que nada, debes saber que se trata de óxido, pero si que tiene solución.

Para eliminarlo, aplica los pasos del primer método, pero con una relación de una cucharada de vinagre por una taza de agua. Hierve hasta que el líquido se haga oscuro, desecha el líquido y deja enfriar. Luego, limpia con una esponja para remover restos de suciedad. Puede que necesites repetir el proceso una vez más. Al final, aplica una fina capa de aceite de cocina, para crear una capa de protección en su superficie.

Aquí lo tienes, estamos seguros que estos métodos y consejos para curar y limpiar ollas de aluminio, te serán de mucha utilidad. Si te ha gustado este artículo, entonces puedes ayudarnos en su difusión, para que más personas como tu lo puedan aprovechar. Solo dale clic en el botón de la red social de tu preferencia. Estaremos muy agradecidos.

4.4/5 (12 Reviews)